Soya: ¿alimento milagroso o amenaza para la salud?

SOYA, ARMA DE DOBLE FILO

Mitos y realidades acerca de la soya en la alimentación humana

INTRODUCCIÓN

La proteina de Soya, a pesar de lo que podamos creer, no es el super alimento que nos ha tratado de hacer creer el mercado de la gran y multimillonaria Industria de la Soya. Muchas veces, detrás del marketing hay caras ocultas y efectos desconocidos que pueden amenazar seriamente nuestra salud. ¿Quién no ha probado alguna vez la novedosa «carne de soya», la «leche de soya» o el «quesillo de soya» (tofu) creyendo que son super alimentos, sanos y nutritivos? Muchas personas están convencidas de que la soja es la panacea para las enfermedades del corazón, los síntomas de la menopausia y el colesterol alto, entre otros. Los vegetarianos o personas que no desean consumir carne por sus efectos adversos, también consumen proteína de soya creyendo que es una excelente forma de obtener proteína para su alimentación. En este artículo le contamos lo que no se nos informa acerca de la soya.

Productos de soya

¿DEBEMOS O NO DEBEMOS CONSUMIR SOYA?

Según el Dr. Mercola [1], Andreas Moritz [2] y otros destacados especialistas en salud, la única soya que el ser humano debería consumir es aquella que ha sido cuidadosamente fermentada. Es decir, a excepción del miso, el tempeh y otros alimentos como el natto, el shoyu y el tamari, la soya no es apta para el consumo humano. Consumir carne vegetal de soya, leche de soya y tofu en forma regular incrementa el riesgo de sufrir graves afecciones. Por otra parte la soya es un alimento alergénico, y numerosos estudios han revelado que los productos en base a soya:

Incrementan el riesgo de sufrir cáncer de mama, daños cerebrales tanto en hombres como en mujeres y malformaciones en los niños.

Contribuyen a los trastornos tiroideos, especialmente en mujeres.

Potencian la formación de cálculos renales debido al alto contenido del oxalatos que se combinan con calcio de los riñones

Debilitan el sistema inmunológico.

Causan alergias alimentarias graves

Aceleran la pérdida de masa cerebral en los ancianos

Los productos en base a soya contienen:

Los fitoestrógenos (isoflavonas) genisteína y daidzeína, que mimetizan y, a veces, bloquean la hormona estrógeno.

Acido fítico, que reduce la absorción de muchas vitaminas y minerales como calcio, magnesio, hierro y zinc, con la consiguiente deficiencia de minerales.

«Antinutrientes» o inhibidores que impiden la producción de enzimas necesarias para la digestión de las proteínas y la asimilación de aminoácidos.

Hemaglutina, que hacen que los glóbulos rojos se aglutinen e inhiban la absorción de oxígeno y su crecimiento.

Inhibidores de la tripsina, que pueden causar la dilatación del páncreas y, finalmente, cáncer.

EFECTOS DE LA LECHE DE SOYA EN LOS NIÑOS

Los fitoestrógenos son potentes agentes antitiroideos y están presentes en grandes cantidades en la soya.  Los niños que se alimentan exclusivamente con leche de soya preparada o «maternizada» tienen 13.000 o 22.000 veces más compuestos de estrógenos en sangre que los niños que consumen leche maternizada de origen animal. Esa cantidad equivale a la ingesta de al menos 5 pastillas anticonceptivas al día.  Por lo anterior, la ingesta de soya se asocia al desarrollo prematuro de la pubertad de las niñas y del desarrollo tardío en los niños varones.  

Lactante 1

 

¿QUÉ ALIMENTOS EN base A SOYA SON BUENOS PARA LA SALUD?

Tan solo los productos en base a soya bien fermentados como el miso y el tempeh son aptos para el consumo humano ya que aportan nutrientes que pueden absorberse adecuadamente en el organismo humano.  Sin embargo, para que los productos en base a soya sean nutritivos y saludables tienen que fermentarse durante meses o años.

 

Miso Tempeh

      Miso                                                       Tempeh

 

BENEFICIOS DEL CONSUMO DE MISO, TEMPEH Y OTROS PRODUCTOS FERMENTADOS DE LA SOYA.

Sólo existe un tipo de soya que puede ser interpretado como un alimento saludable, y esa es la soya fermentada. Algunos ejemplos de soya fermentada que proporcionan extraordinarios beneficios para la salud son:

  • Natto
  • Miso
  • Tempeh

El natto es en realidad un alimento extraordinario. Es un producto de soya fermentada que puede ser muy difícil de conseguir, pero podría haber en algunas tiendas de comida asiática. Contiene altos niveles de vitamina K2, la cual es una vitamina muy similar a la vitamina D. La vitamina K2 en conjunto con la vitamina D, proporcionan grandes beneficios para la salud, mejora de densidad ósea y disminuye el riesgo de tener enfermedades cardiacas y cáncer, sólo por nombrar algunas de ellas. El natto tiene probablemente las concentraciones más altas de vitamina K2 que cualquier otro alimento.

El miso y el tempeh no contienen vitamina K2, sin embargo, también son una forma de soya fermentada y una excelente fuente de probióticos naturales que mejoran la salud.

El proceso de fermentación es lo que hace a la soya una opción saludable en su alimentación, ya que rompe los bociógenos, isoflavonas y otros elementos dañinos en la soya.

Es importante hacer notar que el tofu NO es un producto fermentado y por lo tanto no debe ser consumido si quiere evitar problemas de salud relacionados con soya no fermentada.

También es importante entender que mientras la soya fermentada es saludable, no es recomendable consumirla en grandes cantidades ya que a que como sea está cargada con fitoestrógenos, como las isoflavonas, que pueden causar efectos negativos «feminizantes».

 tofu

Tofu

LOS PELIGROS DE LA SOYA GENÉTICAMENTE MANIPULADA

Además de las razones ya mencionadas en este artículo, uno de los principales motivos  por los que debería evitarse el consumo de los productos de soya se debe a que la gran mayoría de la soya que es cultivada en la actualidad en diferentes países es genéticamente modificada (GM). La mayoría de los cultivos masivos de soya utilizan las semillas Roundup Ready, creada por la ingeniería genética para sobrevivir siendo rociada con grandes cantidades del herbicida Roundup de Monsanto (glyphosato), elemento precursor de graves enfermedades producto de contaminación química. Monsanto produce tanto las semillas de soya Roundup Ready como el herbicida Roundup. La empresa Monsanto, productora de la semilla transgénica y del herbicida de marca comercial Roundup, protege su investigación científica mediante patentes que obligan al productor a pagar regalías sobre la parte de cosecha que utiliza para volver a sembrar.

En varios países la empresa Monsanto ejerce presión sobre los productores y ejerce un fuerte lobby para establecer leyes sobre patentes a los genes. Lo que no ha informado nunca esta compañía (y obviamente nunca lo va a hacer) son los perniciosos daños que este método de cultivo tiene sobre la salud humana, sobre la economía del sector agrario tradicional y sobre el medio ambiente. Es por eso que el cultivo de plantas genéticamente  modificadas por intervención humana está siendo duramente criticada por entidades ambientalistas por considerarlo una amenaza para la salud humana, para el medio ambiente y para la agricultura familiar o sostenible.

Semillas genéticamente modificadas 3Semillas genéticamente modificadas 2 Semillas genéticamente modificadas 1

 

ORIGEN DE LA MULTIMILLONARIA INDUSTRIA DE LA SOYA

El gran negocio de la soya se gestó en los EE.UU. cuando la producción de alimentos requería aceites de palma y coco, los cuales no se dan en EE.UU., salvo en Hawai. Entonces se ideó un plan para reemplazar dichos aceites por algún producto que si pudiera darse en el clima norteamericano, y este fue la soya. Lo anterior se consiguió además con el uso de campañas publicitarias que difamaban y hablaban mal de los aceites tropicales.

 aceite de palma aceite de coco

      Aceite de palma                                                 Aceite de coco

Lamentablemente lo anterior se apoyó además en el uso de tecnología de modificación genética de la planta, la cual es cultivada desde 1996 en países como EE.UU. y Argentina, y desde 1998 en Brasil, mediante la aplicación de gliphosato, un herbicida altamente tóxico y pernicioso para la salud y el medio ambiente.

A pesar de existir pruebas documentadas que demuestran que la soya (no fermentada) es carcinógena y además puede causar daños en el ADN y en los cromosomas, la multimillonaria Industria de la Soya ha sabido transformar este alimento carente en general de valor alguno en uno de los «alimentos nutritivos» más utilizados de todos los tiempos.

Si bien no podemos esperar que la poderosa industria de la soya desaparezca, al menos tenemos la opción de no consumir productos en base a soya no fermentada o alimentos que la contengan.   La soya actúa más como un fármaco que como un alimento, ya que altera el equilibrio hormonal de todo el organismo, razón suficiente para evitar su consumo.

  galletas de soya productos de soya 1

mayonesa de soya carne de soya

 Algunos productos de soya no fermentada

INVESTIGACIONES SORPRENDENTES 

Algunas de las investigaciones mas recientes demuestran que muchos de los problemas de salud ni siquiera se producen en las personas que consumen estos alimentos genéticamente modificados. Algunos de los daños más devastadores pueden ocurrir en la segunda y tercera generación.  En efecto, en un estudio realizado con hamsters, se descubrió que la soya genéticamente modificada esteriliza efectivamente la tercera generación. En este experimento un grupo de hamsters fueron alimentados por una dieta normal sin ningún tipo de soya, un segundo grupo fue alimentado con soya genéticamente no modificada, el tercero con soya genéticamente modificada y el cuarto grupo comió una cantidad aún mayor de soya genéticamente modificada que el tercer grupo.

Utilizando la misma soya genéticamente modificada, los hamsters y sus crías fueron alimentadas durante un periodo de dos años, y durante ese tiempo los investigadores evaluaron tres generaciones de hamsters.

Sorprendentemente, la segunda generación de hamsters tuvo una tasa de mortalidad infantil de cinco veces mayor, comparado con la tasa de mortalidad del cinco por ciento normal que se llevaba a cabo en los controles.  Pero aún así, casi toda la tercera generación de hamsters eran estériles. Sólo una hembra hamster de la tercera generación dio a luz a 16 cachorros y de ellos la quinta parte murió.

Otro efecto secundario raro que se ha ncontrado en los grupos alimentados con soya genéticamente modificada fue una alta prevalencia inusual de un fenómeno extremadamente raro, con crecimiento de pelo dentro de la boca.

 hamsters

LOS NEFASTOS EFECTOS DE LA SOYA TRANSGÉNICA SOBRE EL MUNDO AGRARIO

Los perniciosos efectos del cultivo de la soya transgénica han afectado principalmente a los pequeños agricultores y a las familias campesinas. Por ejemplo, en Argentina, antes de la introducción de soja Roundup Ready de Monsanto, el gobierno de ese país adoptó políticas que favorecían a los grandes agricultores, decidiendo que las unidades agrícolas menores a 200 hectáreas eran «poco rentables», y predijeron que al menos 200.000 agricultores tendrían que abandonar la tierra. Desde entonces, miles de familias campesinas han debido abandonar contra su voluntad sus tierras debido al avance de la soja transgénica. Las familias que han logrado permanecer en sus tierras también se han visto muy afectadas, sobre todo por la contaminación química, la que ha empeorado en los últimos años. Cuando se introdujo la soya transgénica en Argentina, Monsanto prometió que habría una disminución importante en el uso de herbicidas. Como la soya ha sido modificada genéticamente para hacerse resistente al glifosato, Monsanto argumentó que sería posible matar a todas las malas hierbas mediante la aplicación del herbicida, sólo aplicándolo por una vez, al principio de la temporada de siembra. Sin embargo, en lugar de disminuir su uso, el consumo de glifosato aumentó de forma espectacular. Por ejemplo, en Argentina se estima que se han utilizado 200 millones de litros de glifosato en el 2008, en comparación con 13,9 millones de litros en 1996. En otras palabras, mientras que la cosecha de soya argentina se quintuplicó en el período indicado (1996 – 2008), el consumo de glifosato aumentó catorce veces, gran negocio además para su único fabricante. Hoy se sabe que más de la mitad del suelo cultivable argentino está sembrado con soya transgénica. 

Cosecha de soya

Para mayor información déjanos un mensaje en este link de  CONTACTO 

o escríbenos a contacto@simplementeterapias.cl

Fono consulta:  9 79769716

xxx

CONOCE NUESTRA TERAPIAS ALTERNATIVAS Y COMPLEMENTARIAS

  stevia hojas

REFERENCIAS Y ENLACES RECOMENDADOS

[1] http://www.mercola.com/

[2] Moritz, Andreas: «Los Secretos Eternos de la Salud», Ediciones Obelisco

[3] http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=114

  • Suscríbete

    Déjanos tu nombre y correo para que recibas información útil y eventuales promociones. Tus datos estarán seguros y se manejarán en forma confidencial.

  • PAGAR

  • Temas de Interés

  • Redes Sociales

  • Video 30 segundos

  • Fotos

    www.flickr.com
  • Qué es…

  • Buscar en este sitio

  •